150 ultimas

X FECHAS

x orden alfabetico

ENLACES

+ vistas

VARIOS


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

y2a -Jefe, es usted “majete” pero me voy.

Jefe, es usted “majete” pero me voy.


Cada persona tiene sus propios motivos para continuar o irse de la empresa en la que trabaja.

Hace tiempo, Gallup describia algunos factores por los que un trabajador decide cambiar o permanecer en su empresa, entre otros hablaba de:

  1. Saber que se espera de nosotros.
  2. Disponer de los recursos suficientes para un buen desempeño.
  3. Tener la oportunidad de aplicar nuestras habilidades.
  4. Sentirse apoyado por nuestros jefes como un elemento imprescindible para conseguir y mantener la confianza.
  5. Recibir formación.
  6. Que sean tenidas en cuenta nuestras opiniones.
  7. Percibir que nuestro trabajo tiene sentido.
  8. Tener a la calidad como parte de la cultura de la empresa.
  9. Que exista un clima laboral que nos proporciones estabilidad y satisfación a largo Plazo.
  10. Que haya perspectivas de crecimiento profesional sostenido y previsible en el tiempo.

Pero después de estos factores más teóricos que crean nuestras espectativas de que estamos o no en una empresa para continuar en ella desarrollando nuestro trabajo, hay una sensación, hay unos síntomas que nos pueden indicar que hemos llegado al esto es to-todo amigos como por ejemplo que:

  • Ya no despertamos antes de que suene el despertador.
  • Escribimos con más ilusión en nuestro blog que en las publicaciones corporativas.
  • No nos sintamos motivados por motivar a nuestro equipo.
  • Las personas a las que admiramos en nuestra empresa cambian de trabajo y los otros se quedan.
  • Dejamos de sentirnos orgullosos de hablar en nombre de nuestra empresa y preferimos hablar en nuestro propio nombre.

Cuando no se cumplen los puntos clave de anclaje a tu empresa y por encima detectas parte o todos los sintomas de desconexión quizás es el momento de decir “me voy” y, quizás también, nos entren esas ganas tan humanas de venganza, “pillar a tu jefe por banda” y soltarle todas esas opiniones sobre él que llevas guardando tanto tiempo. Se prudente porque si entrar bien en una empresa es importante, salir bien quizás lo es más:La persona que ayer fue tu jefe, hoy puede ser tu cliente y mañana tu nuevo jefe (el mundo es un pañuelo).

Un post de Natalia Sanmartín editado en datospymes.com hablá de la estrategia que debemos utilizar cuando nos vamos de una empresa y que pasa por:

  1. COMUNICAR que nos vamos porque nos han ofrecido una oportunidad que no podemos dejar escapar.
  2. AGRADECER todo lo que hemos vivido y aprendido en la empresa.
  3. ESCRIBIR UN MAIL DE DESPEDIDA a compañeros y clientes agradeciéndoles la experiencia de haber trabajado con y para ellos.
  4. NO DEJAR EN LA ESTACADA a la empresa y darse un tiempo para los traspasos, sobre todo si tenemos un puesto de cierta reponsabilidad.

Si has encontrado otro trabajo y ha llegado el momento de irte recuerda que uno de los objetivos es marcharse como un señor/a de la manera más ética posible para dejar siempre “una puerta abierta” y recuerda:

  • Actuar con antelación.
  • Evitar los rumores: Los primeros en saber que uno se va debe de ser nuestro jefe.
  • Colabora en poner al día a tu posible sustituto.
  • Renuncia: Una vez comunicada tu marcha a jefes y compañeros, redacta la baja voluntaria para entregar a RRHH.
  • Ata todos los cabos: La salida debe de ser amistosa pero justa así que habrá que reunirse con RRHH para dejar todo perfectamente atado.
Leer más...

¿Tienen genero el poder ?

¿Tiene género el poder?

Lo que está pasando en el "mundo del poder" tanto en España (la decepción de Gallardón y la alegría de Aguirre) como en Estados Unidos (la lucha entre Barack Obama y Hillary Clinton), me ha hecho pensar en una entrevista a Tom Peters.

Aquí te dejo la entrevista completa al gurú de los gurús empresariales:

El ministro de Trabajo de Clinton, Robert Reich, me explicó un test para detectar futuras presidentas...

Cuéntenos.
Pídale a un empleado varón que lleve a cabo una gestión que exceda sus atribuciones y vaya más allá de su cargo...

Por ejemplo...
... Que le consiga una cita con el presidente de la empresa...

¿Y...?
El varón tiene tan interiorizada la jerarquía que se quedará paralizado y le balbuceará que no tiene ese poder. Déjelo estar. Luego pídale lo mismo a una chica espabilada aunque tenga menor rango que el varón en esa empresa.

¿Ella sí que me la conseguirá?
Las chicas listas son grandes conseguidoras: conocen a alguien que conoce a alguien que es muy próximo a quien decide... ¡Y lograrán lo que les pedía sin tener el poder de conseguirlo! Esas chicas serán presidentas.

Pero ¿por qué no son presidentas ahora?


Buena pregunta: de los 500 ejecutivos con mayor poder de EE. UU., sólo 12 son mujeres.

De los 532 puestos de los consejos de Administración de las 35 empresas del Ibex 35, sólo 19 son mujeres: el 3,57 por ciento.


Tampoco es mucho.

¿Causas?
Unas cuantas, pero empecemos por las bioevolutivas: las mujeres no necesitan tanto el poder como los machos. La medida de su éxito en la vida no se la da ni su sueldo ni sus galones ni su puesto en el escalafón.

¿Eso es ser más o menos inteligentes?
Ellas son más racionales ante al poder y calibran mejor las renuncias que exige llegar a mandar... Y a menudo... ¡pasan! En cambio, el machito asume cualquier sacrificio para lograr la poltrona. Las mujeres saben que a menudo el poder cuesta más de lo que vale.

¿Sólo por eso lo monopolizan ellos?
En gran parte, sí, pero lo más divertido es que sabemos por los antropólogos sociales que, en realidad, los tíos ni siquiera nos sacrificamos porque de verdad queramos el cargo...

¿Ah, no?
La causa de que aceptemos todo tipo de renuncias para conseguir la poltrona es... ¡sobre todo que no se la den al otro! Eso descubrimos al bucear en los escalafones empresariales: la envidia puede más que la ambición.

Muy listos no parecemos.
Después, claro está, si usted fuera mujer y viera que sólo el 3,57 por ciento de los cargos directivos de las mayores empresas españolas son para mujeres..., ¿de verdad creería que tiene alguna oportunidad real de conseguir una de esas poltronas con olor a macho?

...
¿Qué pensará si una mujer le mira directamente a los ojos y le pide algo con seguridad?

¿. ..?
En cambio, si un compañero quiere hablar con usted "de hombre a hombre", agradecerá que le sostenga la mirada. Las mujeres decididas y con las ideas claras sobre sus ambiciones son tachadas de zorras ambiciosas...


Hombre, yo no sería tan gráfico.
... En cambio, un tío que actúa así es un tipo que tiene las ideas claras y sabe lo que quiere... ¡Todo un ejecutivo!

También ellas se equivocan al mandar.
Por eso sólo hay una cosa que sería tan mala como los actuales consejos de administración de encorbatados caucásicos cincuentones...

... ¿Cuál?
Un consejo de administración en el que sólo hubiera mujeres.

Diversidad en el poder empresarial.
Pero no por ética: yo no soy una ONG, yo soy asesor de empresas. Necesitamos mujeres que manden porque las empresas con consejos de administración paritarios ganan más.

¿Por qué?
¿No leyó el excelente monográfico de The Economist?:
¡las mujeres toman casi todas las decisiones de gasto y ahorro en la mayoría de las familias de todo el planeta! Y, además, viven más que sus maridos millonarios.

Pero el poder lo siguen teniendo cincuentones blancos y canosos.
Recuerdo el consejo que le di a una multinacional aseguradora: "Enhorabuena, porque tienen ustedes un consejo ejecutivo muy diverso: hay cincuentones blancos altos y cincuentones blancos bajitos; cincuentones blancos delgados y cincuentones blancos gordos... ¿Acaso se extrañan de que la competencia les esté quitando el pujante segmento del mercado de los que no son ni hombres ni cincuentones ni blancos?".

¿Cuál era el consejo a esa aseguradora?
Las mujeres hoy deciden qué seguros se compran en casa, y si aquellos cincuentones blancos querían evitar que les robaran el queso otros ratones más listos, tendrían que ponerlas a ellas a decidir su estrategia en el consejo de administración de su empresa.

Me temo que eso va para largo.
No subestime la capacidad de un mercado libre para cambiar las cosas y, mientras tanto, tome nota del siguiente gran cambio...

¿Por dónde apunta usted ahora?
¿Cuántos años tiene uno ahora a los 50?

¿Medio siglo?
¡Es sólo la mitad de su vida! Cada ciudadano americano compra doce coches en su vida y siete los decide después de los 50: incorporar a los nuevos séniors, que ya tienen mayor poder de compra, a los centros de decisión es mi próximo reto.

Palabra de Tom Peters...
Leer más...

LOS CANIBALES

Después de un concienzudo proceso con entrevistas, tests psicotécnicos y dinámicas de grupo, una gran empresa, para no incumplir las leyes de discriminación, contrata a un grupo de caníbales.

El director de recursos humanos, durante la sesión de acogida, les dijo:

"Ahora son parte de un gran proyecto y de un gran equipo. Podrán disfrutar de todos los beneficios de la empresa. Por ejemplo, podrán ir al restaurante de la empresa cuando quieran para comer alguna cosa, pero sólo les pido que no se coman a otros empleados", bromeó el Director.

Cuatro semanas más tarde, el director general llama a todos los caníbales y les dice:

"Quería felicitarles. Están trabajando muy duro y estoy muy satisfecho, pero la señora que sirve el café ha desaparecido, ¿alguno de ustedes sabe qué le pudo haber pasado?"

Todos los caníbales negaron con la cabeza. Después de que el director se hubiera marchado, el cabecilla de los caníbales los junta a todos y les pregunta:

"¿Quién ha sido el idiota que se ha comido a la señora del café?"

Uno de los caníbales levanta tímidamente la mano. El jefe caníbal le dice:

"¡Eres un auténtico desgraciado! Estamos trabajando aquí con una tremenda oportunidad en las manos. En cuatro semanas ya nos hemos comido a 3 directores de área, 2 gerentes de operaciones, 3 consultores, 2 delegados de ventas, 1 jefe de mantenimiento y 1 director de recursos humanos y nadie se dio cuenta.

Podríamos haber seguido así bastante tiempo, pero no, ¡EL INÚTIL TENÍA QUE DAR LA NOTA COMIÉNDOSE A UNA PERSONA QUE HACE FALTA!"
Leer más...

Nociones sobre motivación

Nociones sobre motivación

La motivación es uno de los temas más sobrevalorados que existen. A menudo obsesiona a los jefes motivar a sus empleados, cuando se ha demostrado que la motivación depende como mínimo en un 50% de la propia persona. Hay que recordar que la motivación no es más que la voluntad de hacer un esfuerzo.

Imagina la situación de levantarte a las 6:00 de la mañana. ¿Motivado/a? Pues depende. ¿Es para ir a jugar un partido? ¿Es para ir a trabajar? ¿Es para ir de excursión?

Además, estoy convencido de que las personas hacemos lo que hacemos por lo que nos pasará cuando lo hagamos, ya sea para conseguir algo bueno o para evitar algo malo.

Estas 3 ideas resumen lo que quiero decir:

- Lo que se pide, se suele hacer
- Lo que se mide, se suele hacer mejor
- Lo que se recompensa, es lo que mejor se hace

Leer más...